sábado, 15 de julio de 2017

Nota de prensa contra el Colegio de Historiadores

En las últimas semanas, más de 200 académicos han manifestado su rechazo a la creación de un Colegio de Historiadores que, de aprobarse en el Congreso, vulneraría la libertad de expresión y la investigación. Bajo la premisa de que un Colegio daría un marco legal a la profesión –que ya la tiene bajo los títulos otorgados a nombre de la Nación–, un grupo de historiadores presentó el proyecto sin consultar con sus pares de otras escuelas y regiones en el país. Como ya muchos lo han hecho notar, los proyectos de ley presentan numerosos vacíos y falencias, que conllevarían al control de la investigación y la producción académica a manos de dicho grupo, además de no tener respaldo técnico en un tema tan sensible como el mercado laboral.

Por ello, diversas instituciones y académicos peruanos y extranjeros han hecho sentir su rechazo a dicho Colegio. Entre quienes han firmado este pronunciamiento destacan: Carlos Aguirre, Jorge Bedregal, Manuel Burga, Juan Castañeda Murga, Paulo Drinot, Elizabeth Hernández García, Nils Jacobsen, María Emma Mannarelli, Nelson Manrique, Carmen Mc Evoy, Cecilia Méndez, Scarlett O’Phelan, Nelson Pereyra, Charles Walker, Antonio Zapata, entre muchos otros.

La lista de adherentes incluye asimismo alumnos, egresados, docentes y autoridades de las nueve escuelas donde se enseña la carrera profesional de Historia a nivel nacional, así como investigadores peruanos y peruanistas radicados en el extranjero. La Academia Nacional de Historia se sumó a este pronunciamiento con un comunicado oficial días atrás, expresando su preocupación por las restricciones que busca imponer dicho Colegio, al encasillar y aislar la Historia respecto de otras disciplinas.

domingo, 9 de julio de 2017

¿Es necesario un Colegio de Historiadores? Columna de Hélard Fuentes Pastor

Siguen apareciendo en los medios columnas que se manifiestan en contra de los proyectos para la creación del Colegio de Historiadores. En esta ocasión, el historiador de Arequipa, Hélard Fuentes Pastor publicó esta columna en el Diario Correo de dicha ciudad el viernes 7 de julio de 2017.


¿Es necesario un Colegio de Historiadores?

Algunos historiadores creen que la oposición a las dos propuestas de creación del Colegio Profesional de Historia se debe a una rivalidad entre Lima y el resto de provincias de nuestro país. Una percepción equivocada ya que profesionales de diferentes regiones se están pronunciando en contra de aquellas «iniciativas legislativas» censuradas mayoritariamente en Lima donde, recordemos, egresa la mayor cantidad de profesionales en Historia pues existen tres universidades que dictan dicha carrera: la Pontificia Universidad Católica del Perú, la Universidad Nacional Federico Villarreal y la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

Por otra parte, se dice que quienes nos oponemos a la creación de dicha entidad no sentimos preocupación por la «empleabilidad» en los futuros profesionales; sin embargo, quienes promueven aquellos proyectos no alcanzan a responder ¿cómo el colegio aseguraría un puesto de trabajo para sus egresados? Y, ¿acaso no compete a las universidades la solución a este problema? Vale entonces, observar el panorama de otras carreras colegiadas que no terminan de solucionar el problema de empleabilidad pese a que su ciencia tiene un ejercicio más específico como la Contabilidad o el Derecho.

Y colocando la cereza en el pastel, se busca que sea un ente regulador de las funciones del historiador, imaginamos que en la investigación (que debe gozar de autonomía), porque en otro sentido nuestro campo ocupacional aún disputa con profesionales igualmente vinculadas a nuestro quehacer: pedagogos, archiveros, bibliotecólogos, etcétera. ¿Qué se hizo primero… el campo laboral o el colegio? Entonces, es un saludo a la bandera.

Tampoco entiendo cómo es que actuaría el Colegio de Historiadores frente a casos de corrupción, incompatibilidad laboral, plagio, politización y otros males lamentablemente arraigados en las escuelas profesionales. ¿Serían destituidos? A razón de esto, deberíamos comenzar expiando algunos simpatizantes que desprestigian a quienes se encuentran a favor del mentado colegio.

sábado, 8 de julio de 2017

"Populismo histórico": columna del Dr. Jesús Cosamalón


Este fin de semana estamos posteando algunos artículos de interés que han aparecido en los medios en los últimos días. Hoy tenemos la columna del Dr. Jesús Cosamalón, Coordinador de la Sección de Historia del Departamento de Humanidades (equivalente a Director de Escuela) y Director de la Maestría en Historia de la Pontificia Universidad Católica del Perú. La nota apareció originalmente en la página web de Noticias SER


Populismo histórico

Lo peligroso de las propuestas que se fundamentan en las necesidades reales de otros, aunque no tengan propuestas concretas para solucionarlas, es que siempre generan esperanzas. Los defensores de los proyectos de ley para la creación de un Colegio de Historiadores del Perú afirman que con esa institución mejorarán las oportunidades laborales de los historiadores, difundiendo una ilusión que no podrán cumplir. Las razones son varias. La primera, dan por hecho que el mercado reaccionará positivamente ante la colegiatura, lo cual es falso. Por ejemplo, actualmente son muchos los bachilleres y egresados que trabajan en puestos que solo ocuparían los licenciados en historia (por ejemplo en archivos privados y públicos). Si ahora su situación laboral es precaria, lo cual debe cambiar, con el Colegio su situación sería peor pues solo les quedaría ser practicantes y les facilitaría su explotación. Otra razón para que el mercado no reaccione favorablemente es que con la obligación de contratar licenciados no se asegura la incorporación de los más preparados para una labor de investigación, asesoramiento, planificación, etcétera. Lo más probable es que las instituciones, públicas y privadas evadan esa ley privilegiando perfiles que eviten a los historiadores. ¿La razón? Existen muchos licenciados sin tesis, solo por examen de titulación, lo cual es perfectamente válido, pero no los convierte en especialistas. Además, el título otorgado a nombre de la nación solo autoriza el ejercicio de una carrera públicamente, no avala especializaciones ni investigaciones y los colegios profesionales ratifican la validez de ese ejercicio para un espacio, región o país. Si se aprueba la norma de un colegio para una actividad académica, como lo es la historia, estaríamos corriendo el riesgo de limitar precisamente lo que hace que ella sea valiosa: la libertad de crítica.

Esta última razón es aún más importante. El Colegio supone el control de la actividad por licenciados en historia, quienes por medio de dispositivos legalmente permitidos, se atribuirán el derecho de juzgar la práctica profesional de todos los historiadores. En una disciplina que se nutre de la disidencia, del debate y la crítica, es muy riesgoso aceptar esta propuesta. Corremos el peligro de que en algún momento algún colega y sus investigaciones sean denunciados ante el tribunal, y que sea sancionado por opinar y escribir en contra de la tendencia de los directivos del colegio, seguramente acusado de no ser “científico” ni “objetivo”. Por otro lado, aunque los historiadores no solo se dedican a la docencia, establecer a la licenciatura como requisito para la colegiatura y el ejercicio de la actividad, va en contra de la actual Ley universitaria que exige la maestría para enseñar en las universidades. Además, estancaría a los profesionales en historia: ¿Si (supuestamente) tengo asegurado empleo como licenciado, por qué hacer maestrías o doctorados? Por lo tanto, en lugar de estimular la investigación, la estancaría.

Es evidente la ausencia de empleo adecuado para el historiador, situación mucho más lacerante en el interior del país. Pero el problema no se arreglará con una ley, dado que no se origina en la falta de reconocimiento del historiador, sino en los indebidos privilegios de otras disciplinas. Por ejemplo, en ciudades con alto flujo turístico los guías ejercen el monopolio de la actividad, desplazando a profesionales con igual o mayor capacidad como historiadores o arqueólogos. La respuesta de crear un monopolio para combatir a otro no es la solución. Se debe proponer que se eliminen esos privilegios creados por las universidades e institutos que ofrecen la carrera de turismo, abriendo el ejercicio a otras disciplinas, las cuales, además, son desde las cuales se forma a los guías.

La propuesta de restringir el ejercicio de la historia y la colegiatura a quienes cuentan con la licenciatura en historia es francamente inadmisible. Varios colegas han señalado las incongruencias de aceptar esta norma, la cual hubiera impedido el ejercicio de brillantes historiadores como Jorge Basadre o Raúl Porras. La respuesta de quienes impulsan el proyecto es que eso sucedía en otros tiempos, pero ahora no es posible permitirlo por la profesionalización existente. Entonces, de admitir esta idea, el Colegio no mira al futuro, solo al pasado, se estaría afirmando que en los tiempos venideros nadie que no provenga de la licenciatura será capaz de investigar y publicar como historiador. Así, en el futuro no contaríamos con estudiosos de la talla de Heraclio Bonilla, Nelson Manrique, John Murra, y muchos otros más, debido a que no serían admitidos en el Colegio por no ser historiadores de profesión, lo cual impediría que ejerzan como historiadores públicamente. Es cerrar la investigación para el futuro, de esta manera no se la promueve, por el contrario, se la empobrece. Incluso, el proyecto cierra las puertas en el futuro a los numerosos historiadores regionales y locales que son autodidactas como lo fue María Rostworowski. Muchos conocemos infinidad de trabajos de intelectuales de provincia, quienes han presentado valiosas investigaciones publicadas como historias locales de gran importancia. Sus autores no podrían participar en eventos dirigidos a los historiadores ni dialogar con ellos.

Un último punto. Se afirma que en las convocatorias para concursos públicos los historiadores pierden las plazas por no estar colegiados. Esto es cierto, pero porque quienes convocan aplican indebidamente los requisitos. Las disposiciones actuales exoneran a los historiadores de la colegiatura porque no contamos con  ella. Lo que hay que hacer es exigir el cumplimiento de la ley y no proponer la creación de esta instancia. El colegio de historiadores promovería la exclusión porque no es necesario tener el título de licenciado para obtener maestría y doctorado en historia. Así, lo que ocurriría es que un licenciado en historia (quizá por examen) le ganaría una plaza de trabajo a un magister o doctorado. No hay que olvidar que la licenciatura es un título, no un grado, es la licencia para ejercer validada por el estado. Los grados son: bachiller, maestría y doctorado, y en una carrera académica como la historia, los dos últimos permiten la especialización y la investigación. Todo lo demás es populismo histórico.

lunes, 26 de junio de 2017

Comunicado de la Asociación de Historiadores e Historiadoras de la Región Sur-Arequipa

Ya son varias las organizaciones que se manifiestan en contra de los proyectos de ley para crear el Colegio de Historiadores, tales como la Especialidad de Historia de la Universidad Nacional de Trujillo, la Academia Nacional de la Historia y la Sociedad Peruana de Historia. Ahora se suma la Asociación de Historiadores e Historiadoras de la Región Sur-Arequipa, quienes también rechazan estos proyectos de ley. Señalan también la importancia de la formación más bien de una Asociación que promueva en lugar de un Colegio que restrinja. 

La Asociación de Historiadores de la Región Sur Arequipa hace 5 años en el marco del V congreso nacional de historia, respaldó la conformación de la Asociación Nacional de Historia, propuesta realizada por el entonces director de la Escuela Profesional de Historia de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, quien propuso la conformación de una comisión organizadora integrada solamente por los directores de escuela de todo el país. AHIRSA ha cumplido con organizar seis coloquios de historia regional, buscando tender puentes de dialogo académico entre los investigadores de todo el país. Preguntamos a todos nuestros colegas ¿Donde esta la asociación nacional de historiadores?

Mantenemos nuestra posición asumida en el 2012: no apoyamos ninguna propuesta de conformación del Colegio Profesional de Historiadores, por la forma que se han presentado estos proyectos sin la consulta correspondiente a todos los historiadores del país, por la intromisión de grupos ajenos al ejercicio de la investigación histórica Fujimoristas y Neofascistas. 

Finalmente, podemos plantear las modificatorias de ley para tener posibilidades laborales en el Estado peruano como Asociación Nacional.

24 de junio de 2017. 

domingo, 25 de junio de 2017

Pronunciamiento de la Academia Nacional de la Historia y de la Sociedad Peruana de Historia

Dos importantes instituciones peruanas relacionadas a la Historia también se han pronunciado en contra de los proyectos de ley para la creación del Colegio de Historiadores. Hasta donde sabemos, ni una institución académica o autoridad universitaria se ha declarado a favor de aquellos inconsultos proyectos. Como se puede ver, el rechazo es generalizado.  

PRONUNCIAMIENTO DE LA ACADEMIA NACIONAL DE LA HISTORIA Y DE LA SOCIEDAD PERUANA DE HISTORIA

Ante la presentación en el Congreso de proyectos de ley que afectan el futuro de libre ejercicio del oficio de historiador, en sus diferentes expresiones (investigación, docencia y defensa de nuestro patrimonio cultural y de la memoria histórica de la sociedad peruana), es deber de las más altas instituciones que reúnen a los cultores de esta disciplina manifestar nuestro rechazo a la creación de un Colegio de Historiadores que en el caso de las llamadas tradicionalmente profesiones liberales y que conllevan un ejercicio práctico, básicamente lucrativo, pueden justificarse, pero que en el ámbito de las Humanidades no aportan nada para su mejor ejercicio, antes bien conducirían a desnaturalizar los objetivos de la profesión.

Hay muchas razones que fundamentan nuestra posición, pero nos limitaremos a señalar las más importantes:

1. Nos encontramos viviendo en un mundo globalizado, en el cual la amplitud de los temas a estudiarse obliga a la producción de trabajos interdisciplinarios, que tienen como eje la historia, pero donde participan profesionales de otras disciplinas, lo cual no sería posible si para participar en una investigación histórica fueran requisitos indispensables tener el título de licenciado en Historia y estar colegiados.
2. Esta misma exigencia del título profesional impediría la iniciación de los estudiantes de la especialidad en las labores de investigación y docencia, impidiéndoles poder tener ingresos económicos para la financiación de sus estudios.
3. Estas limitaciones contribuirían a debilitar los trabajos en equipo multidisciplinarios, cuyo financiamiento procede de empresas interesadas en el desarrollo industrial y tecnológico, más que en el humanístico.
4. Al ser el carácter de los Colegios profesionales fundamentalmente reglamentarista, un Colegio de Historiadores daría lugar a una serie de restricciones en cuanto al tipo de investigaciones a realizarse, naturaleza de las fuentes a utilizarse, metodología y otras particularidades que cada historiador elige libremente.
5. En cuanto a garantizar el rigor académico de la producción histórica, esto suele estar avalado por los comentarios en revistas especializadas, redes académicas y por la institución que hace la publicación. Igual ocurre con el prestigio en la docencia.
6. Finalmente, deseamos subrayar el grado de libertad que debe tener el historiador, y el humanista, en general, para desarrollar su obra intelectual.

Algo más que podemos añadir es el hecho de los problemas que afrontan, en la actualidad, diversos colegios profesionales que en vez de asegurar la calidad de los servicios que brindan los asociados y su comportamiento ético en el desempeño profesional, comprometen el prestigio de la profesión.




Margarita Guerra Martiniere  
  Presidenta de la Academia
   Nacional de la Historia    

Lima, 19 de Junio de 2017

sábado, 24 de junio de 2017

Comunicado institucional de la Escuela de Historia de la Universidad Nacional de Trujillo

La Escuela de Historia de la Universidad Nacional de Trujillo es la primera cuyos profesores se manifiestan de manera institucional contra los proyectos de ley 1518 y 1275. Cada vez se hace más evidente que el rechazo a la creación del Colegio de Historiadores es una posición muy extendida en la academia peruana. Saludamos la valiente posición pública de la Universidad Nacional de Trujillo. 



A la opinión pública

El cuerpo académico de la Escuela de Historia de la Universidad Nacional de Trujillo, ante los Proyectos de Ley 1518/2016-CR y 01275/2016-CR que tienen por finalidad crear el Colegio de Historiadores del Perú, comunica lo siguiente:

1. Bajo ninguna circunstancia se ha comunicado la propuesta o iniciativa de crear un Colegio de Historiadores a los profesores, egresados o alumnos de esta Escuela. Por lo mismo, su contenido no ha sido discutido y carece de legitimidad. Un lugar ideal para debatirlo y llegar a consensos hubiera sido el VII Congreso Nacional de Historia que organizamos el año pasado. Pero nadie de los que propugna esta idea, que además no está claro quiénes son, lo solicitó. Como dicta el sentido común, cualquier proyecto de esta naturaleza debe estar consensuado entre quienes serán directamente involucrados.

2. En tal sentido, queremos manifestar nuestro desacuerdo con este proyecto y nos aunamos a la solicitud de otras escuelas de Historia de otras universidades de nuestro país, que ya han manifestado su disconformidad con éste, de que el Congreso de la República lo desestime.

Trujillo, 21 de junio del 2017.

Lic. Nelly Cárdenas Goyena
Directora EAP Historia
DNI 09652770

Dr. Ricardo Morales Gamarra
DNI 17834390

Lic. Juan Castañeda Murga
DNI 18886001

Lic. Juan Carlos Torres Venegas
DNI 09567996

Mg. Carlos Hurtado Ames
DNI 09951714

Mg. Giuliana Barrera Salazar
DNI 70667819

Lic. Frank Díaz Pretel
DNI 46249288

viernes, 23 de junio de 2017

Pronunciamiento de la Asamblea de Estudiantes de Historia de la PUCP

Ahora que la comunidad extendida de historiadores en todo el país se está plegando al pronunciamiento público contra el Colegio de Historiadores y se ha publicado el comunicado de importantes autoridades de por lo menos cuatro especialidades de Historia, es importante recordar al primer grupo que se pronunció en contra una asamblea de estudiantes de Historia, el 11 de junio. Este fue un acto de gran valentía por dos motivos: precisamente por ser los primeros en hacerlo, cuando aún no se sabía con certeza qué actitud tomarían los historiadores con más experiencia; y por ser estudiantes, es decir, en la etapa de sus carreras en que se verían más expuestos a las represalias que contra ellos podrían tomar los que desean la conformación del Colegio. Y por si se creyera que estamos siendo hiperbólicos, las reacciones de los defensores del Colegio fueron inmediatas: empezaron una vergonzosa campaña de desinformación y desprestigio, en la que trataron de esparcir la falsedad de que la universidad en la que estudiaban no contaba con especialidad de Historia y que no otorgaba el título de Licenciado en dicha profesión. Ya sabíamos con qué tipo de personas estamos lidiando, y sus ataques contra estos valientes estudiantes confirmaron que son un peligro. No podemos permitir que tomen el control de nuestra disciplina. 

Pronunciamiento sobre el proyecto de Ley que crea el Colegio de Historiadores
Los alumnos de la especialidad o carrera profesional de Historia de la Pontificia Universidad Católica del Perú (en adelante, PUCP) han tomado conocimiento del proyecto de Ley N° 1275/2016-CR, presentado el 21 de abril del año en curso por el señor congresista Justiniano Rómulo Apaza Ordóñez, el cual pretende crear un Colegio Profesional de Historiadores del Perú. En este sentido, y después de debatir los alcances el mencionado proyecto de ley –en una asamblea extraordinaria– han llegado a la conclusión de que es necesario pronunciarnos en los siguientes términos:
1. Entendemos la preocupación que ha motivado la presentación del proyecto de ley, esto es, implementar un marco legal que permita regular el correcto ejercicio profesional de los licenciados en Historia y estamos de acuerdo en que todo grupo humano debe tener un mínimo de normas que permita su organización y que pueda relacionarse pacíficamente con la sociedad, más aún cuando se trata de un grupo de profesionales, como lo son los historiadores.
2. Asimismo, entendemos la importancia de un colegio profesional para el fiel cumplimiento de los valores éticos que deben orientar cualquier profesión y como medio para organizar a la comunidad de profesionales de un área en particular, dotándole de voz y presencia ante la sociedad y el Estado.
3. No obstante lo anterior, consideramos que la creación de un Colegio Profesional de Historiadores del Perú no es el medio más idóneo para alcanzar tales finalidades e incluso ofrece una serie de desventajas que repercuten negativamente en nuestra profesión, a saber:
3.1. El requisito de la colegiatura obligatoria para ejercer la profesión de historiador limitaría considerablemente la producción académica de Historia en nuestro país, toda vez que a la investigación, publicación y enseñanza históricas no solo se dedican aquellos que estudiaron la carrera profesional de Historia, sino que se enriquece por el aporte de otros profesionales como los sociólogos, antropólogos, abogados, economistas, médicos, periodistas, etc.
3.2. La creación de un Colegio Profesional de Historiadores del Perú puede ser peligrosa, más aún con una colegiatura obligatoria, pues al impedir la investigación, publicación y difusión de aquellos que no se encuentren colegiados, podría generar una visión poco objetiva de nuestro pasado, creando así discursos históricos que antes que promover el debate científico impondrían posturas “académicas”.
3.3. La comunidad de historiadores es tan pequeña que no permitiría generar un presupuesto adecuado para asumir los costos de un colegio profesional (local, servicios básicos, personal, mobiliario, etc.), lo que finalmente repercutiría en el peculio de los agremiados.
3.4. El proyecto de ley, como está planteado, perjudica a los alumnos que actualmente estudian Historia en el país, toda vez que muchos de ellos obtienen una remuneración económica por realizar trabajos de investigación (en calidad de asistentes de profesores) o son jefes de práctica, labores a las que estarían impedidos de exigirse un requisito como la colegiatura para poder ejercer la profesión de historiador.
4. Como parte de la futura comunidad de historiadores del país, estimamos que antes de que la Comisión de Educación, Juventud y Deporte del Congreso de la República emita su dictamen, convoque a representantes de las universidades en las que se enseña la carrera profesional de Historia, tanto profesores como alumnos, para hacer el debate más horizontal y plural, así como ofrecer argumentos a favor o en contra de las personas a quienes la ley está dirigida y eventualmente regularía. En un auténtico Estado Constitucional la ley debe ser expresión de un consenso genuino entre las fuerzas y grupos sociales y no la imposición de la autoridad de turno, solo en aquel encontrará su legitimidad cualquier norma jurídica.

jueves, 22 de junio de 2017

Pronunciamiento de Cristóbal Aljovín, Augusto Ruiz Zevallos, Nelly Cárdenas y Jesús Cosamalón

Este es el comunicado firmado por los historiadores Cristóbal Aljovín, Augusto Ruiz Zevallos, Nelly Cárdenas y Jesús Cosamalón, en el que rechazan los proyectos para la formación de un Colegio de Historiadores. Este es un documento especialmente importante ya que son altas autoridades de las especialidades de Historia de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, la Universidad Nacional Federico Villarreal, la Universidad Nacional de Trujillo y la Pontificia Universidad Católica del Perú. Como se puede ver, el rechazo a estos proyectos es general. 

Lima, 21 de junio de 2017


A la opinión pública

Como es de conocimiento general, en los últimos días se presentó ante el Congreso los Proyectos de Ley 1518/2016-CR y 01275/2016-CR con el objeto de crear el Colegio de Historiadores del Perú. Los abajo firmantes declaramos que el Proyecto de Ley, que tiene por meta crear una organización que regule y vigile el adecuado ejercicio de la profesión de historiador, carece de los requisitos mínimos necesarios para ser presentado ante el pleno del Congreso de la República.

En primer lugar, no se ha consultado la opinión de los estudiantes, profesores y autoridades de las universidades abajo firmantes, omitiendo la discusión y el debate de una Ley que afectará el ejercicio profesional de todos los historiadores. Sin este requisito carecemos de elementos de juicio para conocer el consenso real de la propuesta.

En segundo lugar, tampoco se ha consultado la opinión de la Academia Nacional de la Historia, organismo que reúne a diversos especialistas en el campo de historia peruana.

En tercer lugar, no conocemos quiénes son los historiadores o promotores de esta iniciativa, qué universidad o escuela profesional avala o sustenta la propuesta, razón por la cual no podemos apoyar una propuesta de la que no tenemos mayores referencias y que no ha surgido del diálogo o del consenso de la comunidad que se pretende representar.

Por las razones siguientes, solicitamos al Congreso de la República se desestime el citado proyecto por no ser producto del diálogo entre los historiadores, no contar con la representación debida y carecer de consenso.

Cristóbal Aljovín de Losada
DNI 07717447

Augusto Ruiz Zevallos
DNI 07581410

Nelly Graciela Cárdenas Goyena
DNI 09652770

Jesús A. Cosamalón Aguilar
DNI 08023897

domingo, 18 de junio de 2017

Pronunciamiento contra la creación del Colegio de Historiadores del Perú - 2017

Pronunciamiento contra la creación del Colegio de Historiadores del Perú

A LA OPINIÓN PÚBLICA


Recientemente, se han presentado en la Comisión de Educación del Congreso de la República, dos proyectos de ley (01275/2016-CR y 01518/2016-CR), que proponen la creación de un Colegio Profesional de Historiadores del Perú. Los abajo firmantes nos oponemos firmemente a dichos proyectos por los siguientes motivos:

1) Porque es un proyecto que no ha tomado en cuenta a los realmente afectados.
Ninguno de los dos proyectos ha sido debidamente consultado con los estudiantes, egresados y docentes de Historia de las nueve universidades a nivel nacional donde se enseña dicha carrera (UNSA, UNSCH, UNSAAC, UNMSM, PUCP, UNFV, UDEP, UNJBG y UNT), como tampoco a la Academia Nacional de Historia ni a quienes se encuentran en el extranjero. Un grupo muy pequeño, cercano a las ideas extremistas, se ha arrogado la representación de un colectivo sin haberse preocupado en conocer las necesidades reales de aquellos a quienes afirma beneficiar.

2) Porque plantea la obligatoriedad de la colegiatura como requisito para poder ejercer.
Ambos proyectos ponen como obligación el estar colegiado en dicha institución para poder ejercer como historiador/a (es decir, investigar, publicar, trabajar en archivos o proyectos de investigación o de gestión cultural, tanto en el Estado como en el sector privado). Ello no solo obstaculiza el panorama laboral de los egresados como de quienes ejercen la profesión en la actualidad, sino que viola derechos básicos como la libertad de acceso a la información y  libertad de expresión.

3) Porque el Colegio de Historiadores, tal como está planteado y concebido, excluye y sanciona la interdisciplinariedad de las investigaciones históricas.
Los proyectos presentados restringen la colegiatura (y por ende, la capacidad de ejercer como historiador) únicamente a los licenciados en Historia, desconociendo la participación de muchos profesionales provenientes de otras áreas de las Ciencias Sociales y Humanidades, así como el intercambio de ideas y métodos, propio de la investigación histórica. Asimismo, el Colegio excluiría a los bachilleres y a aquellos historiadores que, teniendo maestrías y doctorados en Historia, no han hecho el pregrado en Historia.

4) Porque plantea la posibilidad de un ente con capacidad de regulación y sanción a las actividades de los historiadores.
El punto más delicado y peligroso de ambos proyectos es la creación de “Tribunales de Honor” creados para ordenar un supuesto “caos profesional” existente. A su vez, dichos tribunales tendrían la capacidad de inhabilitar, sancionar, expulsar y denunciar ante la Sunedu, a todos aquellos que se considere estén transgrediendo las normas del grupo a cargo del Colegio. El potencial uso de estas facultades para la persecución política de los historiadores es un peligro para una disciplina profesional y abierta como la Historia.

Hacemos un llamado a los investigadores y a la opinión pública para rechazar un proyecto que de ser aprobado sería perjudicial para la libertad de expresión en el país y el desarrollo del conocimiento científico.


17 de junio de 2017.

Los abajo firmantes:
Abraham Samuel Abad Carrasco, DNI 43929547 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Abrahan Chinchay Castañeda, DNI 41579200 (Universidad Nacional Federico Villarreal-Biblioteca Nacional del Perú)
Adolfo Gustavo Tantalean Valiente, DNI 09897367 (Universidad de Lima)
Adolfo Polo y La Borda, DNI 41998825 (University of Maryland)
Adrián Lerner, DNI 43810632 (Yale University)
Alejandro José Rey de Castro Arena, DNI 08245636 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Alejandro Santistevan Gutti, DNI 70838171 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Alex Loayza Pérez, DNI 09872234, (Universidad Nacional Mayor de San Marcos - Universidad San Ignacio de Loyola)
Alexander Navarro Páez, DNI 46991101. (Universidad Nacional de San Agustín)
Alexandra Yenifer Peña Pajuelo, DNI 75597805 (Universidad Nacional de Trujillo)
Alfonso Renato Vargas Murillo, DNI 71000418 (Universidad Nacional Jorge Basadre Grohmann)
Alonso Campos Zevallos, DNI 45457339 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Alvaro Lipa, DNI 43529579 (Universidad Nacional Federico Villarreal)
Ana Paula Muto, DNI 73811679 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Angela Concha Pacheco, DNI 41080042 (Universidad Nacional de San Antonio Abad del Cusco)
Angy Milagritos Chambilla Cuya, DNI 73332731 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)
Antonieta Pastor Muñoz, DNI 29672337 (Universidad Nacional de San Agustín de Arequipa)
Antonio José Chang Huayanca, DNI 44812764 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos - Pontificia Universidad Católica del Perú)
Antonio Zapata, DNI 06382576 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Aramis López Chang, DNI 72041670 (Universidad Nacional Federico Villareal)
Armando Ricardo Joyuén Lau, DNI 44730385 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)
Augusto Espinoza, DNI 41725801 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Augusto Rosas De La Cruz, DNI 77334966 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Augusto Ruiz Zevallos, DNI 07581410 (Universidad Nacional Federico Villarreal)
Brunella Yzú Rossini, DNI 47604677 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Carlos Aguirre, DNI 09068961 (University of Oregon)
Carlos Chávez Rodríguez, DNI 25623417 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Carlos Contreras Carranza, DNI 10308674 Pontificia Universidad Católica del Perú)
Carlos Esteban Aime Proaño, DNI 70444158 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Carlos Hurtado Ames, DNI 09951714, (Universidad Nacional de Trujillo)
Carmen del Pilar Mayta Arrunátegui, DNI 44125365 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)
Carmen McEvoy, DNI 25681087 (Sewanee: The University of the South)
Carmen Villanueva, DNI 07925019 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Carolina de Belaunde de Cárdenas, DNI 10266059 (Instituto de Estudios Peruanos)
Cayetana Adrianzen Ponce, DNI 44284489 (New York University)
Cecilia Méndez Gastelumendi (University of California-Santa Barbara)
César Andrés Sáenz Suárez, DNI 45397637 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Cesar Augusto Rodríguez Castillo, DNI 42248507 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
César Franklin Gutiérrez Muñoz, DNI 07909577 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Cesar Perez Albela Stuart, DNI 41148112 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)
Charles Walker (University of California-Davis)
Christian Maldonado Núñez, DNI 09652577 (Red de Salud San Juan de Lurigancho - Ministerio de Salud)
Christian Michel Carrasco Celis, DNI 41412753 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)
Christopher Cornelio, DNI 46441365 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Daniel Alberto Chero Ramírez, DNI 71249586 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Daniel Ivan Loayza Herrera, DNI 09597718 (Universidad Nacional Federico Villarreal)
Daniel Parodi Revoredo, DNI 08272720 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Daniel Soria Lujan, DNI 07263463 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Daniela Dulce Mostacero, DNI 48147953 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)
David Alexander Cuadros Campos, DNI 45589906 (Universidad Nacional San Cristóbal de Huamanga)
David Luyo Venegas, DNI 10472349 (Universidad Nacional de San Cristóbal de Huamanga (USEL))
David Velásquez Silva, DNI 40852804 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)
David Victor Velásquez Silva, DNI 40852804 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)
Diego Alonso Mamani Apolinario, DNI 71216948 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Diego Alonso Ortiz Ortigas, 70824127 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Dino León Fernández, DNI 10205823 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)
Edison Halley Quispe Quispe, DNI 43547808 (Universidad Nacional de San Agustín de Arequipa)
Edwin Martínez Osores, DNI 07021345 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)
Eliana Lizet Jacobo Mendoza, DNI 44529490 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos – Ministerio de Cultura)
Elizabeth Caviedes Torres, DNI 08159963 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)
Elizabeth Hernández García, DNI 02820913 (Universidad de Piura)
Elizabeth Montañez Sanabria, DNI 41142681 (Instituto de Historia, Pontificia Universidad Católica de Valparaíso)
Emanuel Rivera Barrantes, DNI 48399632 (Universidad Nacional Federico Villarreal)
Emil Beraun, DNI 40228223 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)
Emilio Candela Jiménez, DNI 40743959 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Enzo Valerio Valentin Obregon, DNI 72903160 (Universidad Nacional Federico Villarreal)
Erick Devoto Bazán, DNI 06802491. (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Erick Huaman Cordova, 42091344
Estefania Queirolo Del Hierro, DNI 44259090 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)
Fabio Esteban Cabrera Morales, DNI 73377661 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Fabrizio Gabriel del Piélago Merino, DNI 72188173 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)
Francisco Hernández, DNI 07865911 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Francisco Quiroz Chueca, DNI 25505843 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)
Franco Lobo Collantes, DNI 45155195 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos – Universidad del Pacífico)
Frank Huamani Paliza, DNI 41523590 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos-Ministerio de Cultura)
Fred Werner Rohner Stornaiuolo, DNI 10771184 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Gerardo Manuel Trillo Auqui, DNI 41471119 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos-Biblioteca Nacional del Perú)
Giancarlo Mori, DNI 46481024 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Giovanna Pignano Bravo, DNI 72481190 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Gonzalo Zavala Córdova, DNI 70244611 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)
Guillermo Alexís Fernández Ramos, DNI 44544365 (Universidade Estadual de Feira de Santana)
Hans Ruhr Barnatán, DNI 41633790 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Héctor Huerto Vizcarra, DNI 42881354 (Asociación por la Cultura y Educación Digital)
Héctor Palza Becerra, DNI 08706675 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)
Héctor René Mamani Acostupa, DNI 43583327 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)
Hélard André Fuentes Pastor, DNI 70459479 (Universidad Nacional de San Agustín de Arequipa)
Helard L. Fuentes Rueda, DNI 29208728 (ex director del archivo regional Arequipa- Universidad Nacional de San Agustín de Arequipa)
Horacio Ramos Cerna, DNI 44353663 (City University of New York)
Ilse María Luisa de Ycaza Clerc, DNI 47134958 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Irma Barriga Calle, DNI 08773249 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Iván Caro Acevedo, DNI 07617357 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Javier Eduardo Aguilar Santur, DNI 71403027 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Javier Flores Espinoza, DNI 07557805 (Universidad del Pacífico)
Javier Puente, DNI 41517435 (Pontificia Universidad Católica de Chile)
Javier Robles Bocanegra, DNI 45974384 (Universidad Autónoma de Madrid)
Jeremy Gibran Dioses Campaña, DNI 45466372 (Universidad Nacional Federico Villarreal)
Jesus Antonio Cosamalon Aguilar, DNI 08023897 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Jhon Delgado Galván, DNI 46423932 (Universidad Nacional Federico Villarreal)
Jimmy Martinez Cespedes, DNI 44152694 (Universidad Nacional Federico Villarreal)
Joaquín Marreros Núñez, DNI 70213993 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Johan Raúl Almeida Herrera, DNI 73367158 (Universidad Nacional Federico Villarreal)
Johnatan Vega Slee, DNI 45382672 (FLACSO, Ecuador)
Jorge Andrés Llaury Bernal, DNI 41530940 (Universidad de los Andes - Pontificia Universidad Católica del Perú)
Jorge Bedregal La Vera, DNI 29539030 (Universidad Nacional San Agustín de Arequipa)
Jorge Enrique Bayona Matsuda, DNI 40666332 (University of Washington (Seattle))
Jorge Huamán Machaca, DNI 40296879 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos-Biblioteca Nacional del Perú)
Jorge Luis Valdez Morgan, DNI 40087220 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Jorge Moreno Matos, DNI 06633042 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)
Jose Alberto Gonzales Valverde, DNI 43000413 (Universidad Nacional Federico Villarreal – Ministerio de Economía y Finanzas)
Jose Alberto Lavanda Alvarez, DNI 73378487 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Jose Carlos de la Puente, DNI 40032039 (Texas State University)
José Carlos Requena Canchanya, DNI 10685973 (50+1)
José Carlos Rivas Huarcaya, DNI 45160105. (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)
Jose Chaupis Torres, DNI 09672316 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos-Pontificia Universidad Católica de Valparaíso)
José Luis Igue Tamaki, DNI 41541782 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Jose Luis Peña Cahuata, DNI 48696897 (Universidad Nacional de San Antonio Abad del Cusco)
José Manuel Carrasco Weston, DNI 44817172 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)
José Ragas (Cornell University)
Joseph Dager Alva, DNI 40057121 (Universidad Antonio Ruiz de Montoya)
Josué Daniel Condori Antón, DNI 70252440 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Juan Carlo Vives Andrade, DNI 43051375 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Juan Carlos Callirgos, DNI 08769170 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Juan Carlos Estenssoro Fuchs, DNI 07803334 (Université de Paris 3 - Sorbonne Nouvelle)
Juan Castañeda Murga, DNI 18886001 (Universidad Nacional de Trujillo)
Juan Enrique Alvarado, DNI 10756113 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)
Juan Fonseca, DNI 09759298 (Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas)
Juan Gualberto Zapata Vargas, DNI 07215952 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos-Universidad Pablo de Olavide)
Juan José Rodríguez Díaz, DNI 06770012 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)
Juan Miguel Espinoza Portocarrero, DNI 45556767 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Juan Pablo Ronco Castillo, DNI 42814481 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Juan Ramón Chuquilín Nomberto, DNI 70655369 (Universidad Nacional de Trujillo)
Juan San Martín Vásquez, DNI 25681244 (Universidad Tecnológica del Perú)
Juan Sebastián Pastor Ramírez, DNI 72495791 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Julio Abanto Chani, DNI 42801766 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)
Junior Andrés Velásquez Chero, DNI 72919808 (Universidad Nacional de Trujillo-NOR Instituto de investigaciones en Ciencias Sociales)
Katherine Rojas Suárez, DNI 71886061 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Kelly Montoya Estrada, DNI 10331597 (Universidad Nacional Federico Villarreal-Facultad de Teología Pontificia y Civil de Lima)
Laura Isabel Martinez Silva, DNI 45097585 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos - Biblioteca Nacional del Perú)
Liliana Regalado Cossio, DNI 07914557 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Livia Ianesha Letts Benavides, DNI 41332618 (University of California-Davis - Pontificia Universidad Católica del Perú)
Lucy Valdez Romero, DNI 47123160 (Universidad Nacional Federico Villarreal)
Luis Alberto Rivera Herrera, DNI 10440182 (Universidad Nacional Federico Villarreal)
Luis Alejandro Castillo Yong, DNI 08066783 (Universidad Nacional Federico Villarreal)
Luis Bueno Abad, DNI 40764991 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Luis Chavez Lara, DNI 42920615 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)
Luis Francisco Calle Rosasco, DNI 41593209 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos - Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI))
Luis Humberto Bustamante Otero (Pontificia Universidad Católica del Perú – Universidad de Lima)
Luis Ivan Padilla Moron, DNI 46510759 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Luis Mauricio Leyva Morillas, DNI 74748782 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Luis Miguel Glave, DNI 08241938 (El Colegio de América, Universidad Pablo de Olavide-Instituto de Estudios Peruanos)
Luisin Germancito Vásquez Alva, DNI 70018135 (Universidad Nacional de Trujillo)
Luz Elvira Huertas Castillo, DNI 40779078 (Fairleigh Dickinson University)
Luz Milagros Huayta Vargas, DNI 40023835 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)
Manuel Burga, DNI 06057715 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)
Manuel Pablo Marcos Percca, DNI 07752382 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)
Marcela Alejandra Anicama Cardenas, DNI 71618361 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Marco Curatola Petrocchi, CE 000219153 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Margarita Suárez Espinosa, DNI 06517231 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
María Claudia Huerta Vera, DNI 70439995 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
María Elena Arce Chávez, DNI 40563958 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
María Emma Mannarelli, DNI 08224794 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)
María Inés Valdivia Acuña, DNI 07627768 (Universidad Nacional Federico Villarreal-Universidad Federal de Río Grande do Sul)
María Luz Ortiz Díaz, DNI 40857262 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)
María Ninfa Idrogo Cubas, DNI 16642865 (Universidad Pedro Ruiz Gallo)
María Rodríguez Jaime, DNI 40936897 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)
Mariana Mould de Pease, DNI 07829661 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Maribel Arrelucea Barrantes, DNI 09717169 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)
Mario Meza Bazán, DNI 10156242 (Universidad Antonio Ruiz de Montoya – Universidad San Ignacio de Loyola)
Marissa Bazan Díaz, DNI 42312507 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)
Martin Andres Arauzo, DNI 44305277 (Ministerio de Cultura DDCJ)
Martín Monsalve Zanatti, DNI 10302353 (Universidad del Pacífico)
Mary Elena María Elena Príncipe Yupanqui, DNI 40275390 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)
Michael Mendieta Pérez, DNI 06802088 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)
Miguel Angel Sotelo Choque DNI 70432860 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos - Pontificia Universidad Católica del Perú)
Miguel Costa Vigo, DNI 09877239 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Miguel Jorge Nureña Plasencia, DNI 46822750 (Universidad Nacional de Trujillo)
Miriam Alicia Salas Olivari, DNI 07829964 (Pontificia Universidad Católica del Perú-Academia Nacional de Historia)
Nadia Milushka López Soncco, DNI 43416356 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos - Universidade Federal de Ouro Preto)
Natalia Jaira del Aguila Taipe, DNI 41356489 (Pontificia Universidad Católica del Perú-Instituto Riva-Agüero)
Natalia Majluf, DNI 10266858 (Museo de Arte de Lima)
Natalia RJ Natalia Ruiz Justo, DNI 42510085 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos-Pontificia Universidad Católica del Perú)
Nelson Manrique Gálvez, DNI 07779676 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Nils Jacobsen (University of Illinois at Urbana-Champaign)
Norma Gamarra Pineda, DNI 25786710 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)
Omar Ramseyer Paredes, DNI 47021278 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Omar Vicente Rojas Herrera, DNI 09381007 (Universidad Nacional Federico Villarreal)
Pablo Alberto Talavera Rozas, DNI 45225838 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Pablo Whipple, RUT 86859866, (Instituto de iHstoria de la Pontificia Universidad Católica de Chile)
Paulo Drinot, DNI 06522303 (University College London)
Pedro Guibovich, DNI 08220237 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Percy David Mogrovejo Vidal, DNI 47582222 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Poll Gallegos Heredia, DNI 70433955 (Universidad Nacional Federico Villarreal)
Priscila Estefanía Perales Borda, DNI 72525789 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Rafael Inurritegui Cattaneo, DNI 41691921 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Rafael Sánchez-Concha Barrios, DNI 08810603 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Rafael Vivanco Arana, DNI 09590651 (Universidad Nacional Federico Villarreal – Universidad Nacional de San Antonio Abad del Cusco)
Raúl Adanaqué Velásquez, DNI 06899057 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)
Raúl Alencar Gálvez, DNI 46361329 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Raúl Eduardo Silva Huapaya, DNI 10195815 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Ricardo Felipe Portocarrero Grados, DNI 08739952 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)
Ricardo Guerrero Salazar, DNI 40840241 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Ricardo Kusunoki Rodríguez, DNI 41114817 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)
Roberto Ayala Huaytalla, DNI 40951458 (Universidad Nacional de San Cristóbal de Huamanga)
Roberto Niada, DNI 40621637 (Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas)
Roberto Ojeda Escalante, DNI 23980698 (Colectivo de Estudios Andinos Yuyay Taqe (Cusco))
Roger Alfonso Cueva Castro, DNI 46611151 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)
Rosmery Mariela Alvarado Alamo, DNI 44424191 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)
Santiago Loayza Velásquez, DNI 44262951 (Universidad Nacional San Antonio Abad del Cusco)
Scarlett O’Phelan Godoy, DNI 06660555 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Soy Alan Torrico Lapoint, DNI 43564210 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Stefanie Gyrelle Reyna Luna, DNI 70295248 (Universidad Nacional de Trujillo)
Talia Zenaida Choque Chipana, DNI 42992184 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos - Biblioteca Nacional del Perú)
Teresa Vergara Ormeño, DNI 07936025 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Valeria Neves Carrillo, DNI 40960324 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Víctor Arrambide, DNI 40397390 (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)
Victor Emilio Alvarez Ponce, DNI 41011901 (Instituto Latinoamericano, Universidad Libre de Berlín)
Víctor Manuel Peralta Ruiz, DNI 08734802 (Consejo Superior de Investigaciones Científicas (Madrid))
Wagner Mejía García, DNI 72629537 (Universidad Nacional Federico Villarreal)
Walter Flores Jimenez, DNI 77076436 (Universidad Nacional de San Antonio Abad del Cusco)
Ximena Málaga Sabogal, DNI 43395138 (New York University)
Yennifer Elena Salinas Castillo, DNI 48424646 (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Yudio Magober Cruz Mendoza, DNI 41498127 (Universidad Católica San Pablo)
Yukyko Takahashi, DNI 70006219 (Pontificia Universidad Católica del Perú)